Archivo de la etiqueta: Movimiento Universitario

La educación pública, viejo botín pero ahora más codiciado

Cira Novara. Educadora

Se pretende convertir a la escuela en una empresa que tiene por objetivo final el rendimiento. Esto se convertirá en una trampa mortal para los desheredados de la tierra” – Paulo Freire.

Pedagogía de la Esperanza

Si miramos el sistema educativo como tal, vemos que desde la era industrial, fue estructurado para “formar” a los niños, fundamentalmente en la obediencia y sumisión, para ser esclavos de las grandes industrias y las mujeres que no precisaban ir a las escuelas, ya eran adoctrinadas en sus casas, en la sociedad para cumplir el mismo rol, solo que cargando con mayor opresión, ya que debía cumplir el rol de madre/hija, trabajadora y esposa.

¿Después de más de 300 años, que ha cambiado?. Las grandes revoluciones y luchas libertarias de los pueblos, evidentemente promovieron otros caminos a la educación, surgiendo movimientos educativos revolucionarios que rescatan los saberes populares, la cultura, la vida de los pueblos, valorándolos y dándoles nueva vida, enriqueciéndolos.

Pero estas experiencias, muy profundas, válidas y auténticas, no han podido romper o quebrantar el sistema educativo impuesto por el capitalismo.

Hoy, en toda América, la educación está en un profundo abismo, al cual fue conducido por el mismo sistema capitalista, a través de los grupos de poder económico y político de cada uno de nuestros países.

En México, Paraguay, Honduras, Colombia, en cada uno de nuestros países, se imponen modelos educativos exportados, desvinculados de la realidad, acríticos, competitivos. En este esquema forman a los maestros y maestras, quienes deben reproducir las prácticas de sumisión en los estudiantes.

¡No está permitido pensar!

¡No se permite cuestionar!

Solo es reproducir y obedecer…

Las llamadas reformas educativas, no son más que procesos de privatización, donde se entrega al sector privado la elaboración de materiales educativos, las construcciones, la merienda y el almuerzo escolar, la formación docente, las evaluaciones de desempeño docente y de los estudiantes y también la elaboración del currículo.

Caracteristicas de una Pedagogía Crítica

Pedagogía Crítica: Eje de desarrollo de la Enseñanza Superior

Por José Luis Coraggio

La formación de los intelectuales y profesionales que requiere el desarrollo del capital humano necesita una reforma fuerte de los procesos educativos. En la orientación de dicha reforma juega un papel fundamental el desarrollo de una pedagogía crítica.
Si la pedagogía en general tiene por objeto las relaciones educativas, una pedagogía crítica se caracteriza por estar despojada de todo interés que no sea el de contribuir al pleno desarrollo de dichas relaciones de manera coherente, con una utopía social superadora del status quo. Aunque existen elementos importantes en esa dirección, tal pedagogía está aún por sistematizarse.

En este sentido, las propuestas alternativas a los criterios de la pedagogía tradicional deben ser tomadas como hipótesis de trabajo a ser corroboradas por sus resultados y vigiladas mediante una investigación educativa que acompañe el proceso de innovación. Su referente empírico será entonces los problemas experimentados en la docencia concreta (los que generalmente son vividos como deficiencias o fracasos de los alumnos), analizados desde un modelo de trabajo académico asumido explícitamente por la universidad (lo que no se limita a estilos de razonamiento y mucho menos de evaluación, sino que incluye valores, actitudes y sentidos trascendentes para el conjunto de la comunidad académica).

Resumiendo, algunos lineamientos que creemos debería seguir una pedagogía crítica son los siguientes:

  • Su característica principal no es la crítica cerrada del sistema escolar existente y la pretensión de sustituirlo, sino partir de esa institución educativa para transformarla desde adentro, mediante la implementación, consensual o acordada, de propuestas viables que le permitan cumplir su papel central en el desarrollo humano.
  • Su lema principal es “enseñar a aprender”. Esto incluye enseñar a todos los miembros de la comunidad educativa a aprender de su propia práctica, para lo cual debe tematizar los elementos “naturalizados” o inconscientes del proceso educativo. Y supone evaluar tanto a alumnos como a docentes por los resultados del aprendizaje.
  • Su objetivo no es la asimilación eficiente de determinados conocimientos por parte de los alumnos, sino la formación de intelectuales y profesionales con autonomía creativa, capaces de diagnosticar problemas y de plantear alternativas construyendo consensos de manera dialógica, en interacción con los agentes del medio. La transferencia de los conocimientos y habilidades adquiridos a contextos extraeducativos debe ser una preocupación fundamental y traducirse en propuestas para encararla a lo largo de todo el proceso universitario. En esto debe ponerse especial énfasis en garantizar la capacidad de los graduados para identificar y atender a demandas o necesidades experimentadas por los diversos sectores o agentes sociales involucrados en un proceso de desarrollo humano, verdadera prueba de rendimiento del proceso educativo.
  • A diferencia de las pedagogías que mantienen la jerarquía entre maestro y alumnos y de las que, en el otro extremo, plantean una horizontalidad total, una pedagogía crítica debe ver las relaciones maestro-alumno como una etapa necesaria en el desarrollo del capital humano, pero considerando al maestro mismo como parte de ese capital, necesitado de aprender y desarrollarse en su relación con los alumnos.

Continuación página 2